Definitivamente los Cigarrillos Electrónicos son muchísimo menos perjudiciales que Fumar

Así lo afirman dos recientes estudios, uno por el CSIC y otro por la Sanidad Británica. Ambos estudios desmienten por completo los argumentos en contra de este dispositivo que podría salvar millones de vidas.

 

INFORME DE PRENSA DEL CSIC SOBRE LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Madrid, lunes 7 de septiembre de 2015

El CSIC desarrolla un método para analizar los compuestos que se absorben al usar cigarrillos electrónicos.

Los investigadores comparan el aire exhalado de cigarrillos de tabaco y electrónicos mediante cromatografía de gases  .El trabajo se ha publicado en ‘Journal of Chromatography A’ Algunos expertos consideran los cigarrillos electrónicos una alternativa para dejar de fumar pero existen dudas sobre los compuestos que permanecen en el organismo al vapear.

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un método para analizar y comparar los compuestos que se absorben al fumar cigarrillos de tabaco y cigarrillos electrónicos.

El trabajo se ha publicado en la revista Journal of Chromatography A.“Los resultados revelan que los cigarrillos electrónicos suministran nicotina a los fumadores pero no otros contaminantes que se transfieren con el tabaco, como el benceno, que es cancerígeno.

Es decir, en la comparativa los electrónicos resultanmenos dañinos para el organismo, si bien lo ideal es no fumar”, explica Joan Grimalt, investigador del CSIC en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua.

La técnica empleada por Grimalt y Esther Marco, del mismo centro de investigación, permite conocer los compuestos que permanecen en el organismo a partir de los análisis de aire exhalado de los voluntarios dentro de un dispositivo de recogida de aliento, que se muestrea posteriormente por absorción en unos cartuchos. Y estos cartuchos se analizan después por cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas.
Los datos revelan que en el caso del tabaco, en las muestras por exhalación de los voluntarios se retiene nicotina y compuestos derivados, 2,5-dimetilfurano, benceno, tolueno, xilenos, etilbenceno y estireno. Al mismo tiempo, el humo de tabaco introduce en el medio ambiente estos compuestos en concentraciones altas. Por su parte, en el análisis de las muestras con cigarrillos electrónicos, solo se detectó nicotina.

Los otros dos compuestos de los cigarrillos electrónicos, propilenglicol y glicerina, permanecen en el sistema respiratorio del vapeador. “Pero -aclara Grimalt- estos son compuestos inocuos que ingerimos en  muchos alimentos”.

El trabajo ha analizado, además, el humo de uno y otro tipo de cigarrillos para conocer el impacto que pueden tener en los fumadores pasivos. “Se ha descrito que el tabaco puede provocar que el fumador pasivo desarrolle enfermedades como, por ejemplo, un cáncer de pulmón. La presencia de benceno en el humo de tabaco es coherente con estas observaciones”, apunta Grimalt. Y es que los compuestos dañinos del tabaco quedan en suspensión en el ambiente, algo que no ocurre en el caso de los cigarrillos electrónicos.
Con este método novedoso se abren nuevas vías de investigación en otro tipo de dispositivos para fumar, permitiendo comprobar también su impacto en los usuarios.

Esther Marco y Joan O. Grimalt. A rapid method for the chromatographic analysis of volatile organiccompounds in exhaled breath of tobacco cigarette and electroniccigarette smokers.  Journal of Chromatography A. DOI: 10.1016/j.chroma.2015.07.094

 

ESTUDIO DE LA SANIDAD BRITÁNICA SOBRE EL VAPEO

Los cigarrillos electrónicos son un 95% más seguros que el tabaco según la Agencia de Salud Pública de Inglaterra.

Es el primer reconocimiento oficial de que los cigarrillos electrónicos son menos perjudiciales para la salud que fumar tabaco. El informe concluye que los cigarrillos electrónicos son un 95% menos dañinos que los cigarrillos de tabaco y podrían ser dispensados como una alternativa a los productos contra el tabaco. Jane Ellison, ministro de salud pública en Inglaterra, recordó a los fumadores que lo mejor que podían hacer era de dejar de fumar por completo aunque reconocemos que los cigarrillos electrónicos pueden ayudar a dejar de fumar.

La principal autora del informe, Ann McNeill, de la Universidad King’s College de Londres, y sus colaboradores, creen que el uso de estos vaporizadores electrónicos supondrá “una revolución” para la salud pública.

“A día de hoy, 80.000 personas mueren en Inglaterra cada año como consecuencia del tabaco. Si todos los fumadores cambiaran a los e-cigarrillos reduciríamos a 4.000 el número de muertes. Esa es nuestra estimación actual, pero la cifra podría ser mucho más baja todavía”, dijo McNeill.

“Yo animaría a la gente interesada en los cigarrillos electrónicos a que lo intentara”, señaló la autora, que instó a los profesionales de la salud a recomendar los vaporizadores a las personas que deseen dejar de fumar.

Según las estimaciones, alrededor de 2,6 millones de británicos utilizan los cigarrillos electrónicos en el Reino Unido.

El informe de la PHE asegura que aunque los médicos de cabecera todavía no pueden recetar los “e-cigs”, ya que estos productos no cuentan con licencia para fines médicos, espera “superar este obstáculo en el futuro”.

“El PHE ve con mucho optimismo la llegada al mercado de diferentes productos con fines médicos que puedan ser recetados a los fumadores por la NHS”, expresaron los autores.

“Este estudio aportará seguridad, calidad y eficacia a los consumidores que quieran dejar de fumar activamente”, subrayó el informe.

Otras publicaciones de tu interés

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.