Los alimentos a evitar para ser un hombre más sano

Para que tu salud continúe siendo sana como un roble, hay ciertos alimentos que debes evitar. Papas fritas, gaseosas y otros alimentos, son los que encabezan el ranking de comidas inadecuadas.

Frituras y papas fritas

Según la Fundación británica del corazón, informó en un anuncio que lo que va en las papas fritas, también va al organismo. Por tanto, señala que los productos fritos originan grasas trans y aumentan el colesterol malo, dañando a su vez a las arterias. Además, otro estudio realizado por la Universidad de Harvard, vinculó el consumo de las papas fritas con la infertilidad femenina.

Margarina

En ocasiones cuando se desea sustituir la manteca u otras grasas, se utiliza la margarina. Esta se produce con aceite, sal, leche y otras emulsiones, además de un procedimiento químico en donde las grasas del aceite se convierten en grasas insaturadas. No obstante, si bien la manteca tiene más calorías y grasas, es mucho más saludable que la margarina.

Aceites refinados vegetales

La mayoría de los aceites de cocina que se compran en los supermercados, suelen involucrar la forma más económica de extraer aceites que se generan a temperaturas altas, e incluyen desgomados con desodorizaciones, ácido fosfórico, decoloraciones y neutralización con soda cáustica.

Como resultado se producen sustancias tóxicas, tales como la acroleína. Es por ello, que el consumo de estos aceites se relaciona con alergias, cáncer y enfermedades del corazón. Por tal motivo, utiliza aceites vegetal no refinados, los cuales están totalmente libres de estos problemas.

Bebidas refrescantes

La mayoría de las bebidas refrescantes que no son de origen natural, incluyen diez cucharadas soperas de azúcar, equivalentes a 150 calorías aproximadamente. Además, poseen saborizantes y colorantes artificiales, agua tratada y cafeína.

Sacarosa y fructuosa

Un estudio llevado a cabo por el doctor Lustig de endocrinología pediátrica, en la Universidad de California, ha asegurado que la fructuosa es como el alcohol pero sin embriaguez. Esta sustancia daña al hígado y genera varias consecuencias tales como la gota, el aumento de peso, presión arterial y colesterol.

La sacarosa también es compuesta con glucosa y fructuosa, por lo que no es recomendable. Sin embargo, las frutas poseen sacarosa y es por ello que no hay que consumir grandes cantidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.