La ley del Infiniti FX

En mercado totalmente saturado como es el europeo, es extremadamente difícil diseñar un vehículo original y bonito al mismo tiempo y, que además tenga su propia personalidad.

Por ende, cuando lo has conseguido, es habitual que no desees cambiarlo en sus reencarnaciones sucesivas. Como es sabido y la ley de Murphy lo dice, si funciona no lo toques y, éste es el concepto que suele esconderse tras la generación nueva del Infiniti FX.

Características del Infiniti FX

El Infiniti FX, fue creado en el año 2008 conservando sus formas redondeadas y sus extremos abultados en el capó. Sin embargo, la caída del capó hacia la parrilla es un poco más pronunciada, al igual que el prototipo del Emerge.

Los faros antiniebla se encuentran bordeados con perfiles cromados y, las versiones GT Premiun y GT, poseen llantas nuevas de aluminio de veinte pulgadas de serie incorporadas. En cuanto a la carrocería, puede seleccionarse la Graphite Shadow o Iridium Blue, mientras que en su interior, la iluminación del panel de los instrumentos varía.

El Infiniti FX es un grande SUV, ya que mide 1.92 metros de ancho, 4.86 metros de largo y 1.68 metros de alto, de modo que su volumen es similar al de sus rivales: Porsche Cayenne y BMW X6 .

Su peso es de aproximadamente dos toneladas, pero esos datos no impiden que se desenvuelva con total agilidad. Si bien no es ideal para las carreteras estrechas, en las ciudades con vías anchas, el Infiniti FX logra sacar lo mejor de si mismo, brindando un grado elevado de conford.

Precio y fama del Infiniti FX

El Infiniti FX es uno de los modelos más vendidos, ya que actualmente posee 17 concesionarias en España. Su gran calidad en la atención, diseño y confort, al igual que en la imagen de todos sus productos, hace que los clientes se decidan por este maravilloso vehículo, cuyo valor es de 68.500 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.