Efectos perjudiciales de los auriculares en el oído

Efectos perjudiciales de los auriculares en el oído

Diariamente muchas personas estamos expuestas a los estímulos de la música. Los jóvenes y los que no lo son tanto, buscan formar parte de la cultura actual mediante este medio. Existen dos tipos de auriculares que todos usamos: los In-ear o de botón y los auriculares tipo DJ. Los usamos mientras vamos al trabajo, paseamos por la calle o hacemos ejercicio, pero de lo que nadie es consciente, es del daño que pueden estar produciendo a nuestro pabellón auditivo.

El efecto de los auriculares

Son cada vez más los expertos que se suman a la advertencia del excesivo uso de reproductores de música como MP3 o dispositivos como el iPod, iPad entre otros.

Los auriculares tipo In-ear, son los que se introducen directamente en el oído y suponen cada vez más un peligro para nuestra audición si son mal usados. El volumen de estos auriculares se incrementa cuando nos encontramos en un ambiente donde el ruido nos rodea tendiendo a subir el volumen para solapar los sonidos del exterior, sin dar importancia a que el sonido entre directamente por nuestros oídos.

Los auriculares con almohadilla son más adecuados a la hora de escuchar música en lugares públicos, ya que nos aíslan del ruido y además son mejores insonorizadores, o sea, que el que está a nuestro lado no tiene por qué estar escuchando lo mismo que nosotros.

El oído humano no está preparado para soportar altos niveles de ruido, no debiendo exponernos a más de ochenta decibelios. El caso es, que algunos de los dispositivos que se utilizan para escuchar música, sobrepasan los 120 decibelios.

Para disminuir los efectos que estos puedan producir en los oídos, es recomendable utilizar los dispositivos con audio a menos de la mitad de su máxima capacidad y no utilizarlos más de dos horas al día.

Los beneficios de los altavoces Vs los auriculares

El daño en el oído provocado por auriculares es, probablemente más usual que los producidos por la escucha de sonidos mediante altavoces, al ser más placentero el aislamiento acústico y la capacidad de apreciar los detalles musicales se incrementan con el uso de aparatos como el MP3.

Durante la reproducción en altavoces, los sonidos deben recorrer un espacio antes de llegar al oído humano, por lo que las frecuencias más elevadas ya han sido absorbidas por el aire. Si utilizamos la misma frecuencia de volumen en unos auriculares que en un altavoz, la exposición hace que seamos más propensos a sufrir problemas auditivos ya que el sonido incide directamente sobre nuestros oídos.

Otros casos

Otro fenómeno que suele ocurrir es la disminución de la sensibilidad a los niveles del sonido durante el paso del tiempo. El oyente percibe una caída gradual en la intensidad, a pesar, de que el control del volumen no ha cambiado por lo que se tiende a subirlo.

Usar auriculares, sobre todo del estilo In-ear, durante la realización de ejercicio aeróbico puede producir igualmente daños. Mientras se realiza este tipo de ejercicio, la sangre se desvía del oído a los miembros, dejando al oído interno más vulnerable a posibles daños causados por un fuerte sonido. Un estudio sueco estima que el riesgo de pérdida de audición se duplica cuando se utilizan auriculares a un alto volumen durante el ejercicio aeróbico.

Desirée R.A.

Compártelo
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Otras publicaciones de tu interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>