¿Somos infieles por naturaleza?

La infidelidad es un hecho constatado sin importar razas, culturas o religión. Al parecer el hecho de ser infieles tiene una explicación antropológica según la Dra. en Antropología Biológica, Helen Fisher, profesora y escritora en el Departamento de Antropología de la Universidad de Rutgers, en el Estado de New Jersey, USA. Veamos cuales son las razones de la infidelidad.

Ventajas evolutivas de la infidelidad

Según parece, durante la prehistoria, las relaciones monógamas presentaban ventajas evolutivas ya que aseguraban el cuidado de la hembra y sus hijos, pero había una limitación que reducía la variabilidad genética. La infidelidad resolvió el problema. Para los varones, este acto, les aseguraba la amplitud de su herencia genética y de igual forma ocurría con las hembras, que además aseguraban su cuidado.

Durante la evolución y según el planteamiento de la Doctora Fisher, el cerebro desarrolló tres tipos de conexiones:

1º. Mediría la atracción sexual y sería el responsable del acercamiento a la hora de aparearse.

2º. Centrar la reproducción en una sola persona, el cual daría lugar al amor.

3º. Mantener a las parejas unidas a lo largo del tiempo.

Estas conexiones tienen la capacidad de actuar como una sola o por el contrario activarse de forma aislada. Esto significa que se puede sentir amor por alguien y a la misma vez sentir atracción sexual por otra. Un rasgo evolutivo que ha perdurado hasta nuestros días.

La base biológica, la vasopresina

Otros entendidos en el tema han corroborado estas bases biológicas a través de distintos trabajos. Según el profesor Hasse Wallum de la Universidad Médica en Estocolmo, existe un alelo, el número 334, que interviene en la creación de la vasopresina. Esta hormona que los mamíferos creamos de forma natural, influye en la capacidad del hombre a la hora de tener una relación estable. Según se publicó en el «Proceeding of the National Academy of Sciences: los hombres que portan el alelo 334 son más propensos a la infidelidad».

¿Es por ese motivo que las personas somos infieles?

Seguramente la genética tenga algo que decir sobre la infidelidad, lo cual no justifica que ni el hombre ni la mujer sean infieles y lo justifiquen como un problema genético. Los seres humanos tenemos el don de la voluntad, lo cual nos hace elegir de forma libre.

El tema es que la infidelidad se ha vuelto algo tan común en nuestra sociedad que nos parece que ser infiel es algo que nos viene por naturaleza. Es probable que en nuestro interior haya una fuerza genética que nos empuje a esparcir nuestra semilla (no de forma literal) pero hay que tener muy claro, que cuando una pareja crea las bases de su relación en el respeto y la admiración, no existe hombre ni mujer que pueda destruir esa unión.

Desirée R.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.